21/7/13

Como si fuese la primera vez

Hace poco más de una semana que hemos vuelto de las esperadas y cortas vacaciones, (que sin duda van a ser una de las más especiales para nosotros), y no hago más que darle vueltas a cómo y cuándo llenaré la casa con el millón de fotos que han quedado para el recuerdo.
A pesar de haber estado en el pueblo en el que llevamos veraneando desde que tengo uso de razón, el compartirlo junto a mis dos hijos por primera vez, ha cambiado totalmente la visión de cada lugar.
Ver la cara de Adrián mirando el vaiven de las olas, oir sus risas tirando piedras intentando imitar a su padre en cada movimiento y los largos paseos junto a Daniel abrazado a mí, son imágenes que no podremos borrar jamás de nuestra memoria.



Parecía que fuese la primera vez que subíamos las calles del viejo castillo del Papa Luna, parecía la primera vez que nos sentábamos a tomar una cervecita mientras atardecía y sobre todo parecía la primera vez que veíamos un barco llegar a puerto, porque la cara de Adrián con la boca abierta así nos lo hizo sentir.


No sólo las fotografías sino un montón de historias y a cuál más divertida quedarán en el recuerdo de estas vacaciones, como el día que el abuelo le compró a Adrián unos "apatos" de cocodrilos como él dice, para ir a la playa, y se emocionó tanto que le tuvimos que dejar meterse en la cama con ellos puestos esa noche porque no podía dejar de llorar mientras decía: ¡que son míos, que son míos!


También recordaré para siempre la tarde en la que haciendo el tonto con Daniel, mientras nos sacábamos fotos, me quedé dormida pegada a él con la cámara en la mano y mi madre nos encontró, a mí completamente frita y al peque con esa cara de buenazo.



Y cómo no, no podían faltar las fotos que más me gustan del mundo, ya sea de vacaciones, en casa, dando un paseo o mientras vamos de viaje, "las de las caras de mis hijos mientras duermen", supongo que esto me pasa a mí y a la mayoría de la gente o ¿a caso existe una cosa que de más tranquilidad que ver dormir a un niño pequeño? yo podría pegarme horas viéndoles dormir.


Los bailes de Adrián dando vueltas como un pato en el salón de los abuelos, verle jugar con su hermano, o troncharnos de la risa viéndole perseguir a las pobres palomas, mientras grita "gallina, gallina..." formarán parte de nuestros recuerdos para siempre ¡y del bonito album de scrap que ya estoy empezando! o ¿qué os creías? ¿que iba a escribir una entrada sin incluir algún tipo de manualidad, receta, diy o actividad para hacer con los peques o para ellos? pues sí, estoy haciendo mi propio "summer scrapbook", no todo iban a ser sentimentalismos, recuerdos y moñerías...¡vamos a darle color y alegría a ese verano! Seguro que con esta canción os ayudo.





Todos los materiales los compré en la tienda Raquel Papers que ya os mostré en una entrada anterior, incluidas las letras iniciales para la habitación de Adrián y Daniel, en cuanto me ponga a ello, os enseñaré las fotos con DIY paso a paso claro.
Son  tantas las cosas que me gustaría incluir que no sé ni por dónde empezar, lo que sí es seguro es que éstas imágenes van para el album.





Y ¿qué sería de un verano sin reencuentros? unas vaciones sin reencuentros es como un jardín sin flores, o peor aún ¡una cervecita sin espuma! (....y eso jamás)
Qué bien lo pasó Adrián jugando con su prima Lucía a la que lamentablemente sólo puede ver en verano y esperemos que a partir de ahora también en navidades.




Y como siempre pasa, las vacaciones llegaron a su fín, pero nos lo seguimos pasando en grande porque todavía nos quedaron dos días para disfrutar de Pamplona en plena fiesta.



A los que ya hayáis vuelto de vacaciones, seguid disfrutando como si no lo hubieráis hecho, a pesar del trabajo, los horarios y la rutina ( y aquí se incluye una misma) porque gracias a los pequeños de la casa cada día que venga será como una pequeña fiesta.
¡Felíz verano!








6 comentarios:

  1. Que razón tienes Noelia, las vacaciones con niños son totalmente diferentes y con lo rápido q crecen cada verano es distinto, cada detalle una novedad...
    Me alegro q hayas disfrutado de las vacaciones con la familia y hayas repuesto fuerzas, eso si ansiosa por el DIY

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Noelia, el álbum te va a salir estupendo, que colores mas veraniegos elegiste!!! Cuando lo tengas terminado ya nos envías unas fotos de como ha quedado, "que estoy muy intrigada por verlo" ;). La canción del verano que has puesto de enlace es divertidisima, me encanta. Las letras DÉCOPATCH!, impaciente por ver como las realizas... Un abrazo muy grande a toda la familia... seguiré la evolución de los peques, que seguro que cuando volváis a venir estarán guapisimos. Un saludo Raquel

    ResponderEliminar
  3. Hola Noelia. Precioso el Blog que vas construyendo. Todo lo que te pasa por la imaginación y que luego plasmas en forma de manualidad o en palabras es todo un arte. He disfrutado mucho leyéndolo y captando lo motivada que estás con todos tus proyectos. La verdad...yo también siento que los niños son lo mejor que tenemos. TODO con ellos es diferente, especial.
    Muchos saludos y besos. Seguimos en contacto!

    ResponderEliminar
  4. Que gusto encontrar blogs así...que ganas de visitar todos los sitios que describes;lamentablente tu ciudad me pilla muy lejos pero espero impaciente tu próxima entrada, muchos saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dominique, muchas gracias por haber dejado un comentario después de leer la entrada. Todos los que lo hacéis me animáis a seguir contando esas historias que tanto me gusta compartir. Si algún día visitas Pamplona espero que puedas perderte por cada uno de los lugares que tanto nos gustan. Un saludo

      Eliminar