5/7/13

Ruhna. Uno de nuestros lugares favoritos

Hace ya siete años que me mudé a Pamplona, y lo cierto es que, a pesar de ser una ciudad tan pequeñita  es también muy cambiante. Quizás sea por las personas tan diferentes que la visitan cada día, por el paisaje, por sus bares tan pintorescos, y sobre todo por las tiendas (las iréis viendo en diferentes entradas porque realmente lo merecen).
Una de ellas y que ya he mencionado en varias ocasiones es Ruhna, que también cambió, pero sólo de local afortunadamente , porque es sin duda uno de nuestros lugares favoritos.
Os puedo asegurar que es prácticamente imposible  pasar por la puerta cada vez que damos un paseo y no hacerles una visita a las chicas. (Además, y para mí es todo un alivio, tiene una estupenda rampa en la que cabe una silla gemelar!!!)
No os podéis imaginar las cosas tan bonitas que Marta y Uxue traen de distintos rincones del mundo, originales, divertidas y sobre todo diferentes. Es muy pero que muy de agradecer, que haya otro tipo de alternativas a la ropa y los complementos de siempre,  que la diferencian de ser otra tienda del montón y que no sabes cómo clasificar, "esa bonita tienda de ropa pero que también vende accesorios y complementos para la casa, y alguna cosa para los niños, pero que a la vez puedes usar tú....¿me comprendéis no?
Ahora mismo me viene al pelo la famosa frase, "una imagen vale más que mil palabras".


Ya he dejado caer en alguna ocasión mi afición por la repostería, así que no podéis imaginar el alegrón que me dí al descubrir los expositores para tartas y cupcakes, esas tacitas de café tan lindas como sacadas de un cuento y las latas de metal que uso para guardar el té. ¿Entendéis ahora a lo que me refería con aquello de "no es la típica tienda de ropa"?




Poco a poco, conforme uno se va adentrando en la tienda, esa sensación de "como sacado de un cuento" continúa. Cada detalle, cada artículo expuesto, está colocado de tal forma, que hace que la propia decoración sea la protagonista en todos los rincones. Alguna vez me ha ocurrido ir  a preguntar a las chicas sobre algo que quería llevarme a casa y me han dicho sonrientes, "no lo vendemos, lo siento, es parte de la decoración". Ohhhhhhhh  (mis hombros se van encogiendo por momentos, con música de tragedia de fondo).
Detalle de uno de los escaparates
Detalle de una de las vigas del techo


Hasta los enchufes están decorados, y con whasi-tape! ¿cómo no va a ser una de mis tiendas favoritas? El whasi-tape por cierto lo venden las chicas en paquetitos de cuatro. ¡Yo ya soy whasi-fan!
De todas formas el disgusto de no poder haberme llevado ese detalle decorativo se me pasa pronto en cuanto levanto un poco la vista, porque descubro las últimas láminas de Lady Desidia y cómo no, una se tiene que venir conmigo (lo se, no tengo remedio, pero...¡¡y el salón tan bonito que me está quedando!!)


Mía!!!
Y hablando de decoración, ya os mostré un día, el gatito que nos llevamos para Daniel porque su hermano Adrián se quedó prendado de él. La verdad es que era imposible no fijarse en ellos, ahí sentaditos en esa preciosa butaca de colores, como tampoco es imposible no  detenerse ante otras cosas que pueden servir perfectamente para la habitación de un niño, como las bolsas plastificadas y las maletas de La Marelle .




Bolsas plastificadas de La Marelle , Adrián ya tiene la suya colgada del perchero para guardar sus gorras.
¿No os ha pasado nunca estar tan a gusto en un lugar que perdéis absolutamente la noción del tiempo y del espacio? Supongo que esta es la razón por la que suelo llegar un poquito tarde a casa si entro aquí a la vuelta del nuestro habitual paseo, de verdad que lo intento, pero una especie de fuerza irrefrenable me impide dirigirme a la puerta "dirección salida" , o al menos de eso mismo me intento convencer yo. ¿Cómo voy a salir si llevo veinte minutos y todavía me queda por ver la ropa, la bisutería, las estanterías y la vitrina?









Como os he dicho al principio, lo que me gusta de Ruhna es su estilo diferente a todo lo demás, Marta, una de las chicas, lo definió muy bien un día: "no sabría cómo clasificarla, aquí todo el mundo es bienvenido sea cual sea su estilo" y lo cierto es que tiene toda la razón porque a menudo puedes ver a personas de todo tipo plantadas ante los escaparates, y una vez  allí, la ropa tan colorista y original es el revulsivo indiscutible para que aquellos que se asoman tímidamente desde la puerta den el paso definitivo y se adentren hasta el final de la tienda.





¿Y dónde si no iban a vender "la revista de las cosas bellas"? Síiiiiiiiiii, cuando pasas por el mostrador descubres que tienen  Kireei la revista favorita de las chicas de Ruhna, la mía y la de muchísima gente.


No me cabe duda de que por mucho tiempo esta será una de nuestras paradas obligatorias mientras damos nuestros largos paseos, ya sea bajo un paraguas o sin él, porque gracias a uno de nuestros lugares favoritos, tenemos una casa cada vez más alegre y divertida, un colorido vestuario que alegra hasta los días más grises y lo más importante, nos echamos nuestras pequeñas charradas (y a veces no tan pequeñas, jaja) que como dice mi madre "son la sal de la vida".

Ruhna (Antigua Rúa de Comedias nº19, Pamplona)


¡Bonitas vacaciones a todo el mundo!

5 comentarios:

  1. Tengo previsto próximamente un viaje a Pamplona y estoy deseando pasarme por esta tienda después de verla aquí; la verdad es que he pasado por esa calle pero no habia reparado en ella, esos expositores de tarta me han entusiasmado.....me encantan tus fotos.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado, las fotos son preciosas. Suerte!

    ResponderEliminar
  3. Que bonita tienda!!..no me há defraudado tengo que volver con más tiempo y sola para ver todo agusto sin que te metan prisas (estos hombres),y tienes razón te atienden estupendamente

    ResponderEliminar
  4. Gracias Noelia!!!!!

    No sabes cuanto agradecemos que te guste nuestro trabajo...
    Abrimos contentas cada mañana pensando en gente como tu!!!

    ResponderEliminar