18/9/13




Últimamente, ya se trate de la ropa de los peques, la decoración de cualquier habitación de la casa o  algún complemento, acabo decantándome por los mismos colores.
Quizás sea porque me recuerdan al buen tiempo, o por lo bien que combinan con cualquier otro color, incluso por ese cierto aire infantil que transmiten, pero poco a poco, me estoy volviendo muy pero que muy fan del turquesa, azul retro y verde agua.


Una de las cosas que más me gustan para ocupar las tardes libres, es reciclar muebles antiguos de esos que andan pululando por el trastero, o bien rescatados de algún mercadillo, o incluso junto a algún contenedor (sí, soy de las que miran los muebles que la gente deja junto a los contenedores, cosa que por cierto, debéis saber que es completamente genética).
Precisamente no hará más de dos semanas, y como podéis ver en las fotos 3 y 4,  compré un bote de esmalte color azul agua y me puse manos a la obra, y hace un par de meses, con la ayuda de mi madre, por fín pinté ese viejo espejo ( foto 2)que seguramente a muchos os sonará, imagináoslo en color madera rojiza, (un clásico de los 60-70), pues mirad qué bonito quedó después de lijarlo, pintarlo y patinarlo.
 Si no tenéis mucho tiempo para dedicaros a los muebles, no se os da bien o simplemente os da una pereza de muerte, podéis llenar los rincones de vuestras casas con pequeños pinceladas de estos colores, existen un millón de ideas, desde las preciosas guirnaldas de luces de La case de Cousin Paul, jarrones, velas, artículos de papelería, textil, o, cualquier tipo de decoración diy que tanto nos gusta.
 Para los que os pique el gusanillo y queráis ver más opciones, aquí os dejo un collage de lo más inspirador, personalmente, me ha encantado la preciosa mesa  de nice party blog, sólo con verla ya me están dando ganas de organizar una fiesta, y eso que no tenemos ningún tipo de celebración a la vista, pero ya sabéis que cualquier excusa es buena para hacer una fiesta y más si hay dulces a millones, ¡¡¡cuantos más mejor!!!

 Os haya contagiado o no esta azulmanía por la que me ha dado últimamente, he llegado a dos conclusiones, la primera, que es probable que veáis algún otro post dedicado (aunque sea un poquito) a ello, porque no podéis imaginar la de cosas tan bonitas que he visto últimamente y que estoy deseando compartir, y la segunda y no por ello menos importante, ¡que me he enamorado de esas converse y que mi cumpleaños es dentro de muy poquito.
Buen jueves a todos.




1 comentario:

  1. Yo también quiero esa nevera desde hace mucho tiempo ,pero me conformaria con la mesa.....en mi cocina quedaria genial.

    ResponderEliminar