18/10/13

La hora del té

Una de las cosas que echo de menos de cuando era pequeña son las tardes del sábado, aquellas tardes que por entonces no me parecían tan divertidas sino todo lo contrario, ya que en cuanto terminábamos de comer, mi abuela Carmen, mi madre y yo, nos íbamos a pasear mientras los hombres iban al fútbol, y el paseo siempre concluía en la sección de menaje de unos grandes almacenes mirando cuberterías, juegos de café, té o cualquier tipo de artilugio que tuviera que ver con la decoración de la mesa.
Por aquél entonces me parecía inexplicable el por qué una persona necesitaba tener tanta porcelana en casa, ¿no bastaba con tomar el café siempre en las mismas tazas?
Lo bueno de esas tardes es que a pesar de la agonía de mirar una por una cada una de las tazas, azucareros, platitos de pan o o paletina para extender la mantequilla,  la espera tenía su recompensa, ¡en forma de tostada o croissant a la plancha con una tazón de chocolate!
Pues bien, ahora soy yo la que poco a poco empiezo a sufrir esa fiebre porcelanera, tanto tanto, que hace dos días, recuperé el juego de té inglés que me regalaron unos parientes cuando era pequeña y mi madre gurdó como oro en paño hasta que fuese mayor.
Por supuesto no iba a tomarme una triste taza de té sin un acompañamiento digno, así que me puse manos a la obra y como la cosa se ponía muy inglesa, me dije a mí misma, "esto se merece unas madalenas de zanahoria y manzana con cobertura de queso".
Si os pica el gusanillo, os paso la receta, no son para nada difíciles y están risqusisisisísimas.

¡Que aproveche!


9 comentarios:

  1. !Quien te ha visto, y quien te ve!.
    Suscribo lo de las magdalenas, estaban riquísimas

    ResponderEliminar
  2. Precioso Noe precioso el juego de te de la abuela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que ese lleva tu sello eh, ya sabía yo que te iba a encantar

      Eliminar
  3. Como nos ponemos morrudica! Y que bien poder disfrutar de un regalo de la abuela!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno bueno, que tú tampoco te quedas atrás eh, cuando te da por hacer galletitas y cupcakes

      Eliminar
  4. Y tartas de queso, mousse de chocolate.... Mmmmmm...

    ResponderEliminar