18/2/14

Una mantita calentita para el sofá

Ya os comenté en una entrada anterior que había encontrado en el punto una nueva afición a la que poco a poco me voy enganchando por momentos. Lo que no me imaginaba es que la cosa iba a ir a más y que iba a pasar tanto tiempo mirando perfiles, tableros y demás en las redes sociales dedicados a este pasatiempo.
Casualmente a través de instagram y tras haber colgado una fotografía de una bufanda que terminé hace poquito, "comentarios" por aquí, "me gusta" por allá,  he conocido un blog llamado Tejemanejes y punto, que acaba de nacer, y al que desde aquí le deseo mucha suerte,  y que seguro nos va a servir de mucha ayuda e inspiración a todos los que estemos aprendiendo.
Y ya no me faltó más que ver la manta que tenía María Nadal en el escaparate de su centro y que me dijo que había hecho para su pequeño Leo cuando estaba embarazada, para que me dieran ganas de hacer una.
Y claro, ¡para eso tenía que aprender a hacer ganchillo! pues no pasa nada, para eso ya está mi pobre suegra que se debe desesperar al ver mi cara de boba fijándome cómo hacía una simple cadeneta y que para mí era parecido a resolver un problema de física nuclear. Que sí, que para los que ya sepáis os dará la risa, pero a mí en ese momento me pareció difícil.
Menos mal que actitud no me falta y he decidido no darme por vencida, sobre todo cuando veo las fotos que voy guardando en mis tableros de pinterest y pienso: "algún día yo seré capaz de hacer algo así".
imágenes vía pinterest
Qué suspiros de envidia desde lo más profundo de mi ser sinceramente y hablando claro, al ver todas esas mantitas, tan coloridas, tan bien hechas y tan calentitas, pero poniéndome melodramática en plan Scarlett (y no Johanson, ya quisiera yo)  con el puño en alto digo que que no acaba el invierno sin hacerme una manta para mi sofá.
De momento me conformo con un  par de cuellitos que casualmente terminé el catorce de febrero (sí sí, lo que habéis oído, un regalo de San Valentín, yo, la que ahora escribe, jajajja, que quién me ha visto y quien me ve estarán pensando lo que me conozcan,cuanta moñería, ¡y lo que disfuto!).
Poco a poco iremos viendo lo que sale, así que mamá, suegri, Sara, y todas aquellas personas que me rodeen y entiendan del tema....armaos de paciencia, y si no, siempre quedarán los benditos tutoriales de internet.
                                                                       ¡Felíz martes!



No hay comentarios:

Publicar un comentario