21/3/14

Decorar con flores

Qué ganas tenía de volver a compartir mis historias después de tantos días , pero un ordenador estropeado y las posteriores vacaciones han tenido la culpa. De todas formas y viendo el lado positivo, he sobrevivido a tres semanas desconectada y parece que no he sufrido ningún trastorno, aunque bueno, del todo del todo.....lo confieso,  he estado conectada a instagram en cada momento.
Confesiones a parte y dicho todo ésto, hoy quiero enseñaros una de las cosas que más me gustan como ya os comenté en un post anterior, decorar con flores.
 Me encantan las flores, y sobre todo me encanta esa sensación de salir de la floristería y dirigirme a casa con mi ramo toda contenta y pensando en qué lugar las colocaré.
Creo que cuando hice el post sobre la floristería Biarritz, mi favorita aquí en Pamplona, ya dejé caer una especial admiración por esa bonita costumbre que tienen muchos países del norte de Europa de adornar sus casas con flores, costumbre que deberíamos copiar sin duda alguna.
De hecho, debo decir que casi todas las fotografías que a menudo guardo en mi ordenador sobre espacios decorados con flores proceden de blogs y páginas danesas, noruegas, suecas y holandesas.
Como otra de las cosas que más me gusta es reutilizar objetos,  prefiero colocar las flores en tarros y botellas de cristal procedentes de otros usos que en ostentosos jarrones.
Me encanta la idea de los botes de conserva, sobre todo los de tapa hermética estilo antiguo y también me resultan preciosos los bouquets coloridos en antiguas botellas de licor o exponer  pequeños botes perfumeros con una o dos florecitas.
Otro modo de exponer nuestras flores y que también me parece precioso es en piezas de loza o porcelana antigua, sobre todo para interiores y dormitorios.
Y si lo que queremos es conseguir un toque más campestre, sobre todo para rincones como la cocina, terrazas o jardines y casas de pueblo, nada mejor que utilizar piezas de zinc o latas antiguas metálicas, ésta última, una idea preciosa además de sostenible.
A ver si después de ver las imágenes os han entrado tantas ganas como a mí de visitar la floristería (ya sabéis que una se mueve por impulsos).
Espero que os haya gustado mucho y que os sirva para coger alguna idea.


3 comentarios:

  1. Que primaveral!!!
    Utilizar los antiguos botes de conserva herméticos como floreros improvisados se lleva haciendo desde siempre en nuestra familia y la verdad es que nos gustan mucho, sobre todo si la goma de la tapa es de colores. Además no importa si el tarro lleva mucho tiempo en casa y tiene alguna marca por que también está de moda hacerle una funda de ganchillo ;)

    ResponderEliminar
  2. Que primaveral!!!
    Utilizar los antiguos botes de conserva herméticos como floreros improvisados se lleva haciendo desde siempre en nuestra familia y la verdad es que nos gustan mucho, sobre todo si la goma de la tapa es de colores. Además no importa si el tarro lleva mucho tiempo en casa y tiene alguna marca por que también está de moda hacerle una funda de ganchillo ;)

    ResponderEliminar
  3. Tienes toda la razón, dan ganas de salir corriendo a la floristeria después de ver estas preciosas fotos.

    ResponderEliminar