24/3/14

Madera + blanco

Por si nunca os lo había dicho (nótese la ironía) me encanta la madera y el color blanco para decorar, así que imaginad sobre qué trata el post de hoy, y qué ganas tenía de hacerlo, sobre todo desde que me apetece pintar la pared más grande de mi salón de blanco.
No sé si es por la sencillez y calidez que transmite esta combinación, pero cada vez que veo en una revista de decoración esas preciosas casas en las que predominan el blanco y la madera me dan ganas de coger la brocha.
Y lo cierto es que cuanto más rústica y poco tratada está la madera, más me gusta, me apasionan esas mesas hechas por una tabla y un par de caballetes, o los taburetes de madera maciza que dejan ver todas las imperfecciones, sin  barniz, ni ceras, tan sólo una pequeña mano de lija.
Si empezase de cero decorando una  nueva casa, tengo claro que lo haría pintando todas las paredes de blanco e incorporando muebles de madera en cada una de las habitaciones.
La sensación de amplitud, calidez y ambiente "limpio" de los salones en blanco y madera resulta de lo más agradable.
Pero si hay una estancia de la casa en la que me guste esta combinación a más no poder es en el dormitorio, sobre todo los de toque escandinavo, que resultan tan naturales, acogedores y luminosos.
Y aunque me encantan las cocinas coloridas y estilo retro, no me importaría nada tomarme mi cafecito cada mañana sobre una antigua mesa de pueblo, en una cocina blanca con encimera de madera.
En el salón, en el dormitorio, en pequeños detalles, cabeceros de cama, cajas antiguas a modo de mesilla, hasta en casa del vecino...vamos, que me pierde esta combinación a más no poder.....
¿Ha quedado claro no? Pues por si acaso os dejo un par de imágenes más para terminar de convenceros.
¡Felíz semana y hasta la próxima!

1 comentario: