19/5/14

Workspaces

Como hay que empezar la semana con energía, hoy os traigo un post que va a hacer más llevadero el trabajo, y es que da gusto trabajar en un ambiente bonito además de práctico, así que allá vamos, una de "workspaces".
Lo cierto es que aunque mi trabajo no tiene nada que ver con estos ambientes, llevo tiempo recopilando fotos e ideas para montar uno de estos rinconcitos en casa, sobre todo para cuando me pongo a escribir en el ordenador. A veces veo fotos en revistas que no llego a guardar por aquello de que ya no sé ni dónde dejar las cosas, o se me olvidan ideas de esas que surgen de pronto y pierdes por no haber apuntado en el momento o por no tener un corcho en el que pincharlas. Así que no hay excusa, dándole un poco al coco,  y reorganizando el espacio, podemos montar nuestro propio workspace en el salón o incluso en el dormitorio.
A ver qué os parecen las propuestas que os traigo, cada una en su estilo me ha encantado a más no poder.
Esta primera idea supongo que será con la que la mayoría de nosotros nos sentiremos más identificados, y si no es así, enhorabuena por tener una casa tan grande o tanto espacio para decorar, ¡qué envidia!
Pues sí, de todas las fotos que he recopilado, yo debería ceñirme a este par de imágenes, pequeñitas pero muy prácticas, y además con un punto de diseño, como en la primera foto con el string system en lugar de una mesa convencional o en la segunda con mi silla favorita de los Eames.
Y a pesar de ser una fan incondicional del blanco absoluto y sobre todo combinado con madera, ya lo sabéis, no me importaría nada hacerme con un espacio en blanco y negro como los que vienen a continuación para ponerme a escribir cada noche, pegar mis fotos en la pared, organizar mis ideas, los diy con los peques y un millón de cosas más mientras escucho mis discos favoritos.
Y aunque ya  sería soñar despierta como muchas veces, quién tuviera una casa enorme y de amplios ventanales para montar el espacio de trabajo ideal, amplio y luminoso, con una enorme mesa de madera maciza, un gran panel para esos brainstorming que tanto nos gustan antes de organizar nuestras fiestas con los peques, hasta para llenarlo de plantas, guirnaldas y flores, que nunca vienen mal para decorar cualquier rincón.
Y qué sería de este blog sin su toque industrial y vintage, ya sabéis que si la cosa va de decorar, no puedo evitarlo, tengo debilidad por los muebles recuperados, las reliquias de mercadillo y por darle una segunda oportunidad a todos esos objetos que arrastran una larga vida y una historia detrás.
Y aquí no puedo evitar hacer un alto para enseñaros el rincón tan mono que le montaría yo a mis niños, y que probablemente después de verlo querré montar, jaja, porque ya sé yo que no voy a poder quitármelo de la cabeza. Qué bien lo iban a pasar dibujando sobre esas mesitas vintage de escuela antigua, y no me digáis que las sillas inspiradas en los años 50 no son moníiiiiiiiiiiisimas.
¿Os ha gustado o no? Seguro que después de verlos os han entrado a todos unas ganas irrefrenables de trabajar que lo sé yo. Y como os he dicho antes, yo ya he hecho mi selección de fotos para organizar el mío, ganas e ilusión tengo muchas, ahora habrá que ver si los pequeños danzarines que se mueven por casa a la velocidad del rayo me dejan avanzar algo.
En cuanto lo tenga listo os lo enseño, prometido. ¡Buena semana a todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario