19/10/15

Juguetes inteligentes en Baga Biga

Estoy emocionada, tengo que confesarlo, y con el post de hoy entenderéis por qué.
Lo cierto es que llevaba un tiempo preocupada porque mis hijos últimamente tenían cierta tendencia al aburrimiento cuando se quedaban a jugar en casa.
Sacábamos todos los juguetes que teníamos y tras jugar cinco minutos con cada uno, pedían tele, pinturas, vídeos en el iPad ...y a continuación la temida frase, "estamos aburridos".
Es cierto que debo asumir parte de la culpa por "saturar" la situación, ya que a veces sin querer les damos todo lo que tienen para evitar ese temido aburrimiento y olvidan a prender a disfrutar de una sola cosa que es como debería ser.
Y ahora os cuento el motivo de mi emoción, y es que hace unas semanas buscando en Baga Biga un juguete para el cuarto cumpleaños de Adrián , pedí consejo desesperado a las chicas y encontré uno súper interesante. Se trata de unos bloques de piedra de colores de diferentes formas y tamaños  que deben juntarse para recrear una serie de imágenes que se muestran en una plantilla.
Hasta aquí todo bien, pero la cosa se complica cuando en lugar de ver la imagen en color en la que los bloques son fácilmente reconocibles, aparecen las tarjetitas en negro, donde hay que empezar a darle al coco y averiguar qué pieza es la que encaja con otra.


Al principio y como supongo que le pasará a muchos niños, Adrián estuvo a punto de dejarlo rápido ya que es de los que si se presenta una dificultad se hace el remolón y cambia a otra cosa que le resulte más fácil pero en cuanto consiguió poner un par de piezas bien y vinieron los consiguientes ánimos y  aplausos, se vino arriba y acabamos jugando un buen rato.


Para mí, el hecho de que estuviera más de 30 minutos concentrado en una actividad fue un gran logro, así que hace unos días me pasé por la tienda en busca de información de este tipo de juguetes y las chicas me enseñaron un montón de cosas  que no sólo pueden disfrutar los peques sino que son súper divertidas e interesantes para nosotros, tanto es así que algunas de ellas están siendo utilizadas en actividades para el desarrollo psicomotor o en terapias de residencias de ancianos.





Me ha encantado esta casa de juguete que trae todas las piezas de mobiliario milimétricamente encajadas, todo un reto volver a encajarlas.
Otra de las cosas que más me ha llamado la atención son estas tablillas  que suponen una buena alternativa o mejor aún, complemento al tradicional ábaco, con ellas, el aprender a realizar diferentes operaciones matemáticas se puede convertir en una actividad de lo más divertida.



Y un juguete que nunca puede faltar en cualquier casa, uno de nuestros favoritos, Kapla!! Desde que lo compramos cuando Adrián tenía tan sólo dos años, hemos visto cómo ha ido evolucionando en su modo de utilizarlo; al principio usaba las piezas tan sólo para golpearlas y hacer música, poco a poco las fue convirtiendo en muñecos, y progresivamente  dándoles diferentes usos hasta hacer unas construcciones "que flipas" junto a su hermano, como dicen ellos.


Los jueguetes de Grimm´s han supuesto un gran descubrimiento para mí, sobre todo ese genial arco iris disponible en diferentes tamaños y que por cierto suele agotarse en cuanto se recibe en las tiendas, con él los niños pueden estar jugando durante largo tiempo, es increíble hasta dónde llega su imaginación cuando hacen uso de este tipo de juegos y cómo los utilizan a su antojo adaptándolos a cualquier situación.


Por último quería mostraros algo que me ha parecido de lo más ingenioso, una casita repleta de candados y cerraduras que tiene como objetivo el desarrollo de la psicomotricidad fina, si lo llego a conocer antes, en casa nos hubiéramos ahorrado más de un quebradero de cabeza con las dichosas llaves que tienen tendencia a desaparecer cada vez que están sobre alguna superficie de menos de un metro de altura.


Lo mejor de todo es que la mayoría de estos juegos además de ser indudablemente educativos y fomentar el desarrollo de la inteligencia y la creatividad, no sólo nos hacen interactuar con nuestros hijos sino que en muchas ocasiones sirven para darnos cuenta de cómo sin querer hemos abandonado ese hábito tan sencillo y saludable, que es darle al coco, yo personalmente hago más bien poquito cálculo mental al cabo del día y tiro de calculadora o móvil cuando necesito realizar alguna operación, pero después de este post me he prometido firmemente que es algo que debo cambiar de ahora en adelante.
Así que si queréis mantener este propósito vosotros también, unos sudokus, unas cuantas multiplicaciones mentales cada día o aún mejor, una vueltecita por Baga Biga que siempre está genial y .....


Buen comienzo de semana.

2 comentarios:

  1. Mil gracias por todo Noelia! Como siempre, nos ha encantado!!

    ResponderEliminar
  2. Me encantan, nosotras tuvimos alguno parecido y creo de algo nos sirvió, aunque pensándolo bien... Nunca se me pasó por la cabeza lo de la construcción ni la arquitectura 😂. Genial el post!!

    ResponderEliminar